Cerrar ventana.Atrás.

Historia

Historia

Antecedentes

Entre los años 1997 y 1999, un grupo de académicos, escritores, y personalidades del mundo político, se reunieron con el propósito de fundar una organización política de Derecha Liberal. Se trataría de un proyecto fundacional de un Movimiento Ideológico-Político de Derecha Liberal con la intención de sentar solidas bases conceptuales para la futura conformación de un verdadero partido político Liberal.

Era una urgente necesidad frente al monopolio de la izquierda que históricamente se venía imponiendo en Venezuela. Una propuesta alternativa a las tragedias del país; consecuencias del modelo socialista que históricamente siempre ha habido y la inmensa preocupación que sería un régimen socialista autoritario que recién se asomaba en la historia del país.

Esa iniciativa no estuvo ajena a divisiones producto de las diversas posiciones que tenían sus fundadores, los cuales muchos de ellos, no eran realmente liberales y más bien tenían objetivos electoralistas; así pues se sobrevinieron diversos accidentes desde su fundación.

principales divisiones se sucedieron cuando se cuestionó la incursión y participación dentro de la Coordinadora Democrática, ya que era una alianza exclusivamente de partidos y ONG`s de Izquierda, por lo cual no podían significar una verdadera oposición ideológica al un régimen del mismo signo socialista.

Al final, se impuso la tesis de participar y formar parte de esa alianza con la argumentación de que se debía hacer por el país. Así mismo, en pos de una unidad de fuerzas, esa alianza trabajaba conjuntamente con una comisión que intervenía en la también famosa “Mesa de Negociación y Acuerdo”.

Mientras esto sucedía, entre el 2001 y el 2004, el Movimiento Liberal comenzaba a crecer y a organizar la legalización del partido ante la autoridad electoral totalmente cuestionada por una amplia corriente del mismo movimiento.

Este cuestionamiento estaba fundado en situaciones realmente alarmantes, como por ejemplo:

¿Cómo era posible que el Partido Unión, cuyo presidente era Arias Cárdenas, podía formar parte de la Coordinadora?

¿Cómo era posible que el ideólogo del Partido Unión, Demetrio Boesner, antiguo ideólogo de Acción Democrática, también era ideólogo del Partido Un Nuevo Tiempo?

Como era posible que la CTV, Fedecamaras y PVSA, estaban frontalmente dando la cara en un paro indefinido, mientras los partidos de la Coordinadora actuaban ambigua y sigilosamente de tras de bastidores?

¿Cuál era la razón de tanta insistencia para que la CTV, Fedecamaras y PVSA se acoplaran a la intención de los partidos en firmar el famoso acuerdo Gobierno-Oposición?

¿Por qué Rafael Alfonso se persignó antes de firmar el acuerdo Gobierno-Oposición, cuando le recomendaron no hacerlo y él tampoco quería?

¿Por qué los partidos políticos convencionales, al igual que José Vicente Rangel, le hacían la vida imposible a SÚMATE?

Durante todo el tiempo de existencia de la Coordinadora ¿Cómo es posible que cada 11 de septiembre, esta coalición nunca condenó al régimen socialista de Salvador Allende, icono principal del régimen? Al punto increíble que personajes como Antonio Sánchez, Adolfo Salgueiro, propusieron homenajes a Allende. Inclusive ciertos personajes como Cipriano Heredia, Delsa Solórzano o Pablo Castro (de la CTV) admiran profundamente a esta nefasta figura del Socialismo internacional.

No obstante todo esto, entre los años 2003 y 2005 colaboramos con las distintas y traumáticas facetas que originaron el Referéndum Revocatorio que evidentemente demostró que: "Votando Masivamente, igual Estafan Masivamente". El Referéndum Revocatorio del 2004 fue la más grande burla al pueblo venezolano. Ese evento determinó el fracaso y el final de la Coordinadora Democrática.

Ante esta debacle y frente a una clase política acabada, se afrontó las votaciones parlamentarias en el año 2005. Prácticamente nadie fue a votar y el resultado fue exactamente el mismo: El régimen, sea con una máxima afluencia de votantes y una máxima abstención resulta siempre vencedor.

Esta señal indicaba que existe un gran mayoría de venezolanos que estaban por encima de la totalidad de la clase política. Conscientes de sus profundas debilidades, la carencia de una propuesta alternativa y una marcada incapacidad de convocatoria, la clase política en vez de capitalizar esa masa de venezolanos, prefirió entregarse a los lineamientos y convocatorias del régimen, para legitimar todas sus acciones a cambio de algunos espacios. Comienza así una etapa de franco Colaboracionismo.

A todo esto, en el año 2004, se estaban completando los pasos para la legalización del Partido Liberal y producto de este gran cuestionamiento acerca del rol del CNE, se produce un duro encuentro entre la directiva del partido que se iba a formar. Esto degeneró en un conflicto de autoridades donde se apertura un procedimiento administrativo que sería luego el mismo cuestionado y corrupto CNE, el que le tocaría dirimir.

Con falsificación de documentos, fabricación de asambleas y actas, así como de tráfico de influencias, el partido se legalizó, sólo que fue adjudicado ilegítimamente a una facción pro CNE electoralista. La adjudicación ilegítimadel partido contó con las firmas de la rectora adeca socialdemócrata Sobella Mejías y del comunista Jorge Rodríguez, ambos abiertamente izquierdistas.

Luego de todos estos eventos, el fracaso de la Coordinadora Democrática en el Referéndum Revocatorio; el infame papel de lo que quedaba de la oposición socialista luego de elecciones parlamentarias del 2006; su entrega al régimen y al Colaboracionismo; el secuestro del partido Liberal por un CNE cuestionado por todo el mundo incluída una organización con amplio apoyo popular y credibilidad como SÚMATE

De manera urgente se reunieron todos los principales exponentes liberales que se encontraban en distintas organizaciones actuando de alguna forma en política y decidieron, de manera definitiva e irrevocable desmarcarse y salir de todo cuanto se había hecho de manos de la izquierda.

Se procedió a edificar una plataforma, un programa, propuesta y agenda propia, efectiva, original, innovadora y bien fundamentada ideológicamente. Entre todos, diseñaron una Propuesta Autonomista de Derecha Liberal para salir del régimen y Estatutos Autonómicos Liberales para la solución de los graves y estructurales problemas del país.

El Nacimiento del Movimiento Demócrata Liberal

El día 17 de Mayo de 2007 fue el acto de lanzamiento oficial del Movimiento Demócrata Liberal en el auditorio de la Cámara de Comercio de Caracas Venezuela.

Este Movimiento nace con identidad propia, con una plataforma bien definida y con una imagen bien diferenciada, comjuntamente con el apoyo de todas aquellas personas que en el trascurso de siete años se acercaron a las distintas iniciativas que pretendía la fundación de un movimiento Liberal de Derecha.

Esta vez constituidos con un cuerpo de ideas, valores, principios, conceptos, propuesta y agenda, sólidamente estructuradas, las cuales todos quienes se adherían al recientemente fundado Movimiento Demócrata Liberal, debían suscribir. El movimiento nació con la condición de un estricto apego a la Ideología Liberal Clásica, con el compromiso serio y sin coacción al cumplimiento de una agenda ya completamente definida.

Es así como en el 2007 se decidió proponerse en una excelente e importantísima iniciativa de SÚMATE que sería fundamental para la refundación legítima del sistema y de la clase política opositora en el país. SÚMATE entonces propuso una elección primaria para presentar un candidato único para enfrentar al régimen para las elecciones presidenciales, del 2006

Desgraciadamente la propuesta de SÚMATE fue boicoteada y abortada por la terna Teodoro-Rosales-Borges. Siendo fichas de la clase política convencional y fracasada que se resiste a morir, estos tres deciden que el candidato debía ser Manuel Rosales: Candidato único que la gente no escogió.

Si se hubieran concretado las primarias de SÚMATE, hubiese sido una tremenda demostración de legitimidad tanto en convocatoria, asistencia y de liderazgos. Como de costimbre se impuso la voluntad de los cabecillas del Colaboracionismo.

No es un secreto el rol que jugó Rosales, ni el resultado: Gana siempre el régimen.

Crean una segunda Coordinadora Democrática

Sólo que ahora se vendría a llamar la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Nunca cesa esa integración complementaria y colaboracionista con el régimen.

En esta oportunidad la organización servirá para pactar y organizar la mínima participación de una oposición fabricada y auspiciada por el propio régimen, muy conveniente para legitimarse y presentarse al mundo como una democracia ejemplar. Todo a cambio de la repartición de los pocos espacios que el mismo régimen está dispuesto ceder en pro de ese objetivo. Esto es lo que en política se conoce como Colaboracionismo.

Por una parte, esta operación deja totalmente a un lado la posibilidad de salir del régimen, y por la otra, garantiza una subsistencia a esa pseudo oposición que sabe que no tiene apoyo popular. No sólo eso, sino que es ampliamente rechazada por la población.

A partir de entonces, el Movimiento Demócrata Liberal toma una decisión drástica y definitiva: La denuncia internacional no sólo del régimen socialista, criminal y violatorio de los DDHH, sino también de una pseudo oposición colaboracionista que sería la causa del fortalecimiento de ese mismo régimen y la cada vez más difícil salida a esta tragedia.

El Lanzamiento de la Salida Autonomista: Propuesta ya en práctica de la Derecha Liberal Venezolana

Al Movimiento Demócrata Liberal entonces sólo le quedaba poner en práctica y activar la agenda con una propuesta. En el 2007 el Movimiento Demócrata Liberal introdujo un proyecto de salida compuesto por dos herramientas: Una Propuesta Autonomista de Derecha Liberal y los Estatutos Autonómicos Liberales.

Estatuto Autonómico. El Movimiento Demócrata Liberal tomó como obligación trabajar y movilizarse de manera organizada, diferente, con objetivos precisos, con propuestas y agenda propia, argumentos serios, probados, sólidos, y blindados ideológicamente, para desechar y sustituir el modelo socialista, por un sistema de país Liberal Demócrata.

En este sentido, el Movimiento Demócrata Liberal ha logrado redactar Estatutos Autonómicos Liberales, para emprender un proceso autonomista en todos los estados del país, los cuales – desde ya - pueden ser expuestos a la ciudadanía y debatidos en los estados. Con el fin de recuperar, la soberanía, libertad, autonomía e independencia de por lo menos si no todos, alguno de los Estados, e ir hacia una nación de tipo federal, como lo dictan los preámbulos de todas las constituciones a través de la historia del país.

Autonomía significa, no depender de nadie y darse un autogobierno. En los Estatutos Autonómicos, se incorporan no sólo cambios políticos institucionales mediante el principios del Gobierno Limitado sino también el cambio del modelo económico dirigido hacia el Capitalismo liberal o Economía de Libre Mercado, que combata frontalmente el Capitalismo de Estado y el Estatismo, prácticas económicas del Socialismo. Son esquemas normativos propios y particulares que pueden adoptar los ciudadanos de cada Estado de Venezuela.

Ya el Movimiento Demócrata Liberal ha configurado Comités Cívicos Autonómicos (CCA), que tendrán tres objetivos fundamentales:

1.- Alcanzar la autonomía del Estado.

2.- Difundir y promover el Estatuto Autonómico Liberal.

3.- Organizar el plebiscito aprobatorio del Estatuto Autonómico Liberal.

Comité Cívico Autonomista de Anaco. Para organizar el plebiscito, los Comités Cívicos Autonómicos, configurarán el órgano electoral autonómico denominada Corte Electoral Autonómica (CEA), independiente de cualquier poder central y muy importante, sin injerencia alguna del CNE. Los integrantes de ese órgano electoral independiente deberán estar conformados por juristas reconocidos y de probada seriedad que han hecho vida dentro de su Estado.

Una vez aprobado el Estatuto Autonómico que normará lo político-institucional así como en lo económico-productivo del Estado Regional Autonómico, el Consejo Legislativo del estado deberá sancionarlo y darle el ejecútese.

La misma Corte Electoral Autonómica debe proceder a efectuar las elecciones de las laegítimas autoridades que gobernarán el Estado bajo el Estatuto Autonómico Liberal recientemente aprobado.

En definitiva, existe entre los venezolanos un amplísimo consenso en que el modelo socialista definitivamente no resuelve los problemas reales y cercanos de la gente. Hasta ahora se ha comprobado que más bien los agrava considerablemente y esto funciona así deliberadamente para la división y separación de los venezolanos, así como la destrucción de la unidad nacional. Los Estatutos Autonómicos son herramientas poderosas para que los venezolanos se puedan reunir, integrar y cohesionar alrededor de ideas y no más alrededor de personas.

El objetivo de largo plazo es que Venezuela avance hacia un sistema de país Liberal Demócrata, hay que abolir el nefasto Socialismo, y los Estatutos Autonómicos son la herramienta para concretar estos objetivos. Será así como se pondrá fin esta pesadilla.

Las conclusiones son obvias pero tremendamente preocupantes; pero permiten de alguna manera saber lo que se debe hacer. Venezuela está frente a un régimen criminal instaurado en el poder por sus méritos, con una de las mejores asesorías dictatoriales, la más exitosa jamás vista como la que viene del régimen cubano; los venezolanos están frente a una pseudo oposición abierta y descaradamente colaboracionista; pero también están frente a medios de comunicación tomados, censurados, autocensurados y sectarios, en completa complicidad con el régimen o la pseudo oposición.

Retos Actuales

Salir del actual régimen socialista; trabajar por un sistema político realmente representativo con legítimos exponentes; alcanzar la autonomía y la constitución de un país realmente federal; acabar con el sectarismo mediático y la ignorancia ideológico-política; implementar un sistema Liberal Demócrata único en donde quepan todos; llevar a la justicia todos aquellos responsables y colaboracionistas que ayudaron a la llegada al poder, consolidación y fortalecimiento de un régimen socialista-totalitario en Venezuela; implementar un mecanismos resarcitorio a todas aquellas naciones que celebraron acuerdos económicos, políticos y militares contribuyendo al fortalecimiento y consolidación de un régimen ilegitimo, ilegal, inmoral e injusto en Venezuela.